antispambee-para-frenar-mensajes-indeseados-en-tu-wordpress

Antispam Bee como alternativa a Akismet

Akismet es el plugin antispam que viene incluído por defecto en la instalación de WordPress.

WordPress lo recomienda, a pesar de ciertos detalles o requisitos que vale la pena mencionar:

  • Requiere conexión con el API externo de WordPress.com para funcionar, y si el mismo es bloqueado o el sitio remoto deja de funcionar, el plugin dejará de filtrar el Spam también.
  • Además de la conexión con el API, necesita de una key privada generada manualmente. Este requerimiento es la principal causa por la cual el plugin está instalado pero no funciona en muchos sitios.
  • Teóricamente, Akismet no es gratuito para sitios web y blogs comerciales: su licencia gratuita es sólo para uso personal, y no ofrece ningún tipo de soporte o asistencia.
  • Sus opciones de configuración son bastante limitadas en cuanto a qué considerar spam/ham, y si bien son suficientes para la gran mayoría, en muchos casos se queda corto, o termina realizando más operaciones que las necesarias al siempre validar los datos vía un servicio remoto.

Obviamente, tenemos también que mencionar sus ventajas:

  • La principal es que sus desarrolladores, Automattic, son los mismos creadores de WordPress, por lo cual el mismo siempre será compatible con nuevas versiones. Por otro lado, atraviesa varios testeos antes de cada actualización.
  • Akismet protege tanto del spam de bots como del spam manual, consultando bases de datos de IPs con baja reputación, y bloqueando a los usuarios cuyos métodos invasivos ya han sido comprobados.

Ventajas de Antispam Bee

Akismet ya no es el único plugin antispam disponible para WordPress: el nuevo chico en el barrio se llama Antispam Bee.

Entre sus ventajas destacan:

  • Es gratuito, y no requiere ningún plan pago para mantener un filtro efectivo en nuestro sitio.
  • Antispam Bee permite chequear la IP y el correo de los visitantes que nos dejan un comentario o envían un formulario de contacto contrastando el mismo ante una base de datos local y, opcionalmente, una base de datos remota más completa mantenida por Tornevall Networks.
  • El plugin también puede tener en cuenta el tiempo que el usuario se encuentra dentro de nuestra página de formulario, midiendo patrones de caracteres insertados, idioma, ubicación geográfica (entre otros datos), para decidir si un correo debe ser filtrado o no.
  • Además de tener múltiples opciones de configuración, es posible elegir qué hacer con el SPAM detectado. Entre las opciones principales están borrarlo, marcarlo como spam en el sistema, o que envíe un correo para confirmar, entre otras.
  • Al igual que Akismet, además de filtrar comentarios es compatible con los plugins más populares de formularios en WordPress que son Gravity Forms y Contact Form 7.

Queda a tu criterio cuál de los plugins utilizar; sin embargo, Antispam Bee es un fuerte competidor incluso sin venir preinstalado en WordPress. Muchos usuarios están cambiando su servicio de antispam por éste, de modo que te recomendamos probarlo.

Comparte este post.