Declara el amor, no la guerra

¿Alguna vez te detuviste a reflexionar en cómo se describen las campañas de email marketing? ¿Escuchaste a tus clientes hablar de «correo electrónico masivo» y «mailings»? Más que imaginarnos enviando unos correos a nuestros suscriptores, ¡parece una declaración de guerra!

Si nuestros clientes (y nosotros mismos) pensamos nuestras campañas de e-mail como «invasiones» o «explosiones», vamos a caer en la tentación de actuar de maneras que nunca abrazaríamos en una conversación humana real.

Cuanto más vemos a nuestro público como receptores pasivos de un mensaje masivo, menos probable es que podamos reflexionar en qué funciona mejor para la comunicación. El correo electrónico es un medio tan personal, que resulta una pérdida de tiempo terrible enviar un mail a todo el mundo sin ningún filtro o segmentación.

Entonces, ¿qué hacemos si deseamos cambiar nuestro paradigma?

Aquí sugerimos dos líneas de acción: dejá de usar metáforas de guerra como ‘mailing’ o “e-explosión». Animá a tus clientes a pensar en sus mensajes de correo electrónico para iniciar la conversación y las actualizaciones. Parece un detalle pequeño, pero puede influir en la toma de decisiones.

Hacé tus correos electrónicos más personalizados mediante el uso de herramientas como la segmentación, los campos personalizados y el análisis. Esto te ayudará a dejar de concebir a tus lectores como una única masa para empezar a considerarlos individuos.

Email marketing debe ser una conversación, y no una invasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *