Como migrar Shopify a WooCommerce

Lo entendemos: WooCommerce cuenta con una cantidad sideral de ventajas, además de tratarse del eshop más flexible y con mayor soporte del planeta. Si estás pensando en mudar tu tienda online desde Shopify a WooCommerce, la buena noticia es que hacerlo es una tarea relativamente fácil. Productos, clientes y compras actuales pueden ser trasladadas a WooCommerce sin dolores de cabeza, y en esta guía te vamos a explicar cómo.

Eh, no tan rápido… ¿Por qué debería mudar mi e-shop a WooCommerce?

Una buena razón es que WooCommerce es tan poderoso como lo puedas necesitar a fines prácticos: ¿acabás de arrancar tu tienda, no sos desarrollador o tus conocimientos web son escasos? WooCommerce es para vos. ¿Poseés una tienda enorme y una cantidad generosa de clientes y pedidos diarios? WooCommerce es para vos también. Su flexibilidad lo vuelve tan dócil como escalable, sin limitaciones de ningún tipo.

WooCommerce te da control total sobre tu tienda

WooCommerce es un software de código abierto; en otras palabras, podés ver y alterar su programación como te plazca (si realmente resulta que es indispensable para tu caso, lo cual dudamos). Más allá de esto, que un programa sea de «código abierto» habla bien de él, pues implica que los desarrolladores te dan control total sobre su propio software y tu tienda. Sin letra chica.

Con WooCommerce vas a tener control absoluto sobre dimensiones web tan diversas como:

  • SEO (Search Engine Optimization): como ya sabés, posicionar orgánicamente en los resultados de búsqueda en Google, Yahoo o Bing depende de tus esfuerzos SEO. Tu contenido seguramente ya goza de meta-tags, pero… ¿qué ocurre con una tienda? ¿Cómo optimizamos nuestros productos para que posicionen con eficacia en los buscadores? WooCommerce te facilitará esta faena permitiéndote editar todos los detalles SEO de tus productos (incluyendo los más técnicos, como espesores, dimensiones, peso, etc.). Además, su super-opmizada integración con WordPress te permitirá combinar contenido relacionado con tus productos y servicios. Ej.: una publicación concerniente a la temperatura correcta para beber mate puede ir acompañada de tus productos de yerba mate. Esto logra una inmersión total en tu producto, a la vez que puedes presentar información pertinente previniendo que un usuario vaya a buscar información a otra parte (léase: un sitio diferente al tuyo).
  • Integración con todos los medios de pago: si bien Shopify también posee integración con los métodos de pago más conocidos, WooCommerce brinda alternativas menos populares y acceso a sistemas de pago de nicho que favocerá operaciones a lo largo y ancho del planeta. Por otro lado, Shopify cobra comisiones para sistemas de terceros, mientras que nuestro querido WooCommerce no lo hace. Ya sea en megatiendas o shops modestos, ¿por qué querríamos recortar ingresos por comisiones innecesarias? WooCommerce te permitirá evitarlo.
  • Backups: Shopify te deja exportar la información de tus clientes y las órdenes, pero te cobra si deseás realizar una copia de seguridad de tu diseño y tus configuraciones. Por su lado, WooCommerce te ofrece una variedad de alternativas de seguridad excelentes… y gratis. Pero incluso si preferís olvidarte de todo el asunto de los backups y necesitás automatizarlo, podés acudir a un plan de Jetpack que, si bien es pago, hará el trabajo por vos. Incluso, te permitirá recuperar tu tienda a su estado en un momento específico del tiempo.

Si las cosas van bien y tu negocio crece, creéme: es importante que puedas mantener un control libre y total de tu sitio. Por ejemplo, si el día de mañana necesitás contratar un plan de hosting más grande debido a un aluvión de visitas, clientes y operaciones, con WooCommerce no tendrás ningún problema en mudarte, escalar y crecer. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar.

Personalización sin fronteras

A veces, tus productos son sofisticados. Únicos. Tu rubro, la naturaleza de tus servicios guardan particularidades especiales. Pero WooCommerce está pensado para todos los casos. Veamos:

  1. WooCommerce te permite operar con transferencias desde tus clientes.
  2. Te facilita ofrecer planes de pago.
  3. Podrás mezclar y emparejar productos.
  4. Es posible vender fotos, documentos electrónicos (guías, literatura, ensayos), planos y apps, siempre de una manera tan eficiente como agradable y cálida.
  5. Fácilmente podrás añadir, editar o quitar campos del formulario de pago según tu conveniencia.
  6. Hasta podrás ofrecer expansiones de productos, como mejoras adicionales, papeles de envolver y demás formas de personalización del paquete y/o envío.
  7. Puedes ofrecer a tus clientes servicios tan variados como suscripciones, descargas, membresías y reservas.

Resumiendo nuestra recomendación

WordPress favorecerá el diseño y rediseño de tu tienda a través de su constructor de sitios incluido, Gutenberg. Pero si no te interesa diseñar nada, o no deseás atravesar esa etapa del desarrollo, acá tenés una oferta muy interesante de temas diversos a precio módico, plantillas prefabricadas que puedes activar con un clic.

Shopify limita a una cantidad de cien (100) las variaciones de cada producto. En principio parece mucho, pero si vendés, por ejemplo, zapatos en tres materiales diferentes, que a su vez vienen en tres colores distintios, multiplicado por los talles, 100 es un número que te quedará pequeño por lejos. Por supuesto, WooCommerce carece de tal limitación.

Tanto WooCommerce como WordPress gozan de una comunidad gigante de gente que lo usa en todo el planeta. Cuando usés Google porque querés investigar algo, te vas a dar cuenta de que para ambos casos (WP y Woo) existe una cantidad tremenda de foros y sitios de discusión (además de los sitios oficiales) donde la gente realiza consultas o bien responde a otras. Con WooCommerce (y con WordPress) nunca te vas a sentir solo. Tus obstáculos seguro ya fueron tratados con antelación, e incluso cuando no (raro) siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte.

«Me convencí»

¿Cómo mudo mi Shopify a WooCommerce?

Empecemos con lo que debemos tener: primero y por lógica, una tienda montada en Shopify, con sus clientes, órdenes y productos. Segundo, una instalación de WordPress aparte, preferentemente un plan de hosting WordPress, y una instalación activa del mismo. Si aún no dispones de estos requerimientos, pues comunicarte con nosotros a info@duplika.com y te asesoraremos con gusto. Es nuestro trabajo.

Tercer y último requerimiento: tu instalación de WordPress debe tener activo el plugin de WooCommerce. Si aún no lo tienes, podrás crear una cuenta gratis en WooCommerce.com y obtenerlo sin problemas (de hecho, si creaste una cuenta en WordPress.com, las credenciales serán las mismas).

Un dato importante: la mudanza de tu base de datos (clientes, órdenes, productos y demás) no implica que el diseño del sitio nuevo será igual al de Shopify. Recordemos que una cosa es el contenido de una base de datos (que, por cierto, es lo más importante) y otra la plantilla o theme que hayamos estado usando en Shopify hasta hoy.

Pero bueno, también renovarse es vida. ¿Por qué no habrías de modernizarte con WooCommerce y, a la vez, buscar una plantilla de todas las gratuitas existentes para darle un aspecto renovado y más fashion a tu amado sitio?

Exportar, luego Importar

Migrar tu base de datos desde Shopify es un proceso gratis. Aunque, cuando no estamos familiarizados con otros procesos similares podríamos tener dudas, no te preocupes que el camino es recto y se termina fácil.

Hay tres (3) archivos diferentes que necesitás descargar de tu tienda actual en Shopify: las bases de datos para clientes, pedidos y productos.

La extensión de estos tres archivos es la misma: .CSV, un tipo de archivo común que puede ser abierto (y editado) con Excel y Google Sheets sin problemas (aunque no vamos a manipular nada de su contenido en esta guía).

Pasos para exportar el archivo .csv de nuestros clientes

En tu cuenta de Shopify, dirigite a Clientes y seleccioná Exportar.

Por lógica querrás exportar la totalidad de tus clientes, así que seleccioná la opción indicada en la ventana emergente.

Presionando el botón «exportar clientes», y tras unos segundos, tu explorador de internet debería presentarte un cuadro de diálogo solicitándote la descarga del archivo .CSV

Es tu base de datos de todos tus clientes en Shopify, formato CSV.

Sigamos ahora con el segundo archivo que necesitamos, la base de datos de los pedidos de nuestra tienda en Shopify.

Aca vas a poder exportar todas los pedidos junto con el historial de transacciones, o bien sólo exportar el historial de transacciones. El historial de transacciones que se incluirá en el archivo .CSV contendrá solamente los pagos aprehendidos. Los datos de autorizaciones no se incluirán por razones de seguridad.

Dirigite a la página de pedidos y presioná el botón «Exportar».

Como muestra la captura, seleccioná «todos los pedidos» y dejá tildada la opción por defecto, «CSV para Excel…». El botón «Exportar pedidos» descargará el archivo que necesitamos a tu disco rígido (como podés ver, opcionalmente se te permite descargar un archivo para las transacciones históricas de tu tienda, así que tenelo en cuenta).

Nota especial: si exportás una página entera de pedidos (hasta 50), tu navegador automáticamente descargará el archivo .CSV tal cual ocurrió en el paso anterior. Pero, atención: si las páginas de pedidos son más de cincuenta (50+), el archivo se enviará por correo en lugar de ser descargado en tu navegador.

Si sos el propietario de la tienda, el archivo .CSV aterrizará en tu casilla de correo habilitada en Shopify. Si, en cambio, sos un Admin encargado del mantenimiento del sitio, el archivo llegará al correo ingresado pero también lo recibirá el propietario original.

Si algo sale mal, recibirás también un correo con información del error.

Tené en cuenta que unos 10.000 artículos pueden tardar cinco o seis minutos en copiarse a un archivo .CSV, mientras que 100.000 podría llevar el tiempo de una hora, y 500.000 proporcionalmente cinco horas.

Realizado este segundo paso, ahora veremos cómo exportar a .CSV la base de datos de nuestros productos.

Nota: También en este caso ocurrirá que, de exportar más de 50 páginas de productos, el archivo, en lugar de descargarse desde el explorador, se enviará por correo.

En tu panel de control de Shopify, esta vez dirigite a Productos » Todos los productos, y presioná el botón de «Exportar«.

Como ya estarás familiarizado, seleccioná «todos los productos» y aseguráte de que esté tildada la opción «CSV para Excel…». Tras esto, dale clic al botón azul de «Exportar productos».

¿Qué pasa con las fotos de mis productos?

Quizás ya te lo hayas imaginado, pero el archivo .CSV no contiene la información visual de tus productos, ¡pero a no desesperar! Como te comentamos al inicio del procedimiento, tenés que tener simultáneamente WooCommerce montado en tu nuevo sitio de WordPress, mientras que aún no has cerrado tu cuenta de Shopify. Lo importante es cargar tus archivos CSV a la nueva tienda mientras que Shopify aún sigue activo (y las fotografías de tus productos se mantienen online allí).

En el momento en que importes los archivos .CSV, las imágenes de los productos se generarán en tu WooCommerce gracias a que permanecen visibles en la vieja tienda.

Una vez que estés seguro de que toda tu tienda, los pedidos, la información de tus clientes y las fotos de los productos se han mudado correctamente a Woo, podrás dar de baja a tu cuenta en Shopify sin problemas.

Importando mis bases de datos a mi nueva tienda en WooCommerce

En el asistente mismo de instalación del plugin de WordPress, exactamente en el último paso, Woo te da la oportunidad de importar una tienda desde archivos .CSV

Si no es el caso porque en ese momento te lo salteaste, no te preocupes: logueado a tu WordPress, buscá «WooCommerce» en el menú izquierdo de herramientas, y allí seleccioná «Productos», el ítem inferior, como vemos en la siguiente captura.

WooCommerce cuenta con un servicio natal de importación de productos vía CSV, por lo que el proceso debería resultarte sencillo. Presioná en «importar» y verás la siguiente pantalla:

Tras haber seleccionado un archivo .CSV (productos) en tu computadora y cliquear en «continuar», se te presentará una pantalla donde te conviene comprobar las tablas de tu base de datos. En otras palabras, vas a ver cómo ese archivo de texto .CSV se convertirá en las filas y columnas correspondientes a los datos esperados. Si algo se ha mezclado por alguna razón extraña (ej., «precio» y «color» se ha invertido), podrás ralizar cambios fácilmente (basta dar clic a las flechitas junto a cada fila para especificar de qué tipo de datos se trata).

Debajo, te mostramos las capturas con todos los campos posibles para que puedas previsualizar el resultado antes de que importes tu base de datos.

Tras haber revisado que todo está en su lugar, dale clic al botón «Ejecutar el importador».

No te preocupes; si algo sale mal, siempre vas a poder borrar la base de datos importada desde Woo (seleccionando la totalidad de los productos y borrándolos) para empezar de nuevo revisando en particular el asunto omitido.

WooCommerce te va a alertar con un mensaje pertinente si ha ocurrido un error, aunque por lo general todo debería salir como lo esperamos.

El importador natal de WooCommerce identificará cada uno de los tres archivos .CSV que has exportado desde Shopify. Debés repetir el proceso para los dos restantes (pedidos y clientes). ¡Y eso es todo!

Es mucho para mí; socorro

Si bien estos procesos están diseñados para lograr su misión sin problemas, en un usuario poco acostumbrado a estas tareas la mera idea de atravesar esos pasos quizás le obstaculice la meta. Por eso, si no te animás a probar las herramientas que te hemos explicado, y darle un intento personal al proceso, siempre podés escribirnos a info@duplika.com

Somos expertos en WordPress y WooCommerce, y estamos para ayudarte.

Suerte en la mudanza, y gracias por leer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *