The Performance Lab Plugin

The Performance Lab Plugin

Camino a incorporarse al corazón de nuestro WordPress, el desarrollo de The Performance Lab es hoy una colección de módulos especializados que sirven para medir y testear funcionalidades en nuestro sitio WordPress. Este componente es un set de herramientas excelentes a la hora de comprobar y poner a prueba diversos módulos, siendo que vamos a beneficiarnos de ellos antes de que se integren definitivamente a WordPress. En otras palabras, The Performance Lab Plugin es un «test drive» de funciones que en el futuro no van a necesitar de este plugin para que las usemos: WordPress las incluirá nativamente en próximas versiones.

¿Qué es Performance Lab Plugin?

Se trata de un componente descargable como cualquier otro, pero, a diferencia de cualquier otro, está desarrollado por The Core Development Team, es decir los desarrolladores mismos detrás de WordPress. El plugin en cuestión nació en Noviembre de 2021 con la idea de poder testear rápidamente (y obtener feedback de la comunidad) en el escenario de nuevas funcionalidades y su aceptación/experiencia de uso en las webs WordPress a lo largo del globo.

El complemento Performance Lab proporciona un apartado centralizado en nuestro Escritorio desde donde aprovechar todas las características relacionadas con el rendimiento que, eventualmente, se fusionarán al núcleo de WordPress.

En pocos meses tenemos su primera versión lista. Así, ya podemos instalarla en el método habitual:

Tras su instalación y activación, podremos ver un aviso que resume lo que venimos comentando:

Encontramos la sección centralizada de módulos en Ajustes → Rendimiento tal cual nos avisa el mensaje.

Como podemos ver en la captura superior, los “módulos de rendimiento” del plugin se pueden habilitar individualmente en esta pantalla de configuración. Esta posibilidad de encender y apagar cada uno de manera aislada reduce la posibilidad de “romper algo” y no saber qué hemos tocado. Por otro lado, combinando funcionalidades reducimos el mantenimiento y fomentamos que cada una colabore con la otra en pos de un sitio más veloz.

¿Qué hace cada cosa?

Imágenes: la primera opción es habilitar la subida de imágenes en formato .WebP

En Duplika hemos abrazado ese formato y no somos los únicos. WebP permite que una imagen tenga un peso en kb más pequeño y a mejor definición de lo que el clásico JPG nos deja. En otras palabras, un JPG que pesa 100kb tendrá una calidad de imagen peor que un WebP que pese 100kb. De hecho, es probable que un WebP de 50kb se vea mejor que un JPG de 100kb (aunque esta diferencia de peso depende también de la complejidad de la imagen).

Si queremos desentendernos de la compresión de nuestras imágenes (léase, NO usamos PhotoShop —u otro afín— para exporta a WebP), es mejor tildar esta opción. Así, WordPress administrará la compresión WebP por nosotros, convirtiendo las imágenes que subamos automáticamente.

Para probar el módulo Subidas de WebP Uploads basta cargar algunas imágenes JPEG a la Biblioteca multimedia. Esta acción nos permitirá asegurarnos de que las versiones WebP se generen automáticamente. A fines prácticos, usaremos estas versiones en nuestro contenido web.

Salud del sitio: la segunda opción nos permite habilitar la audición de los recursos “en cola”.

Aún en estado experimental (porque cada sitio es un ecosistema de CSS y JS único y por ende es difícil moldear una herramienta de medición que funcione “todo terreno”), esta funcionalidad nos permite comprobar los recursos de Estilos CSS y el comportamiento de JavaScript durante la carga.

La compatibilidad con WebP:

Sencillamente, añade una protección de compatibilidad con WebP en el estado de mantenimiento del sitio (Herramientas → Salud del Sitio). Esta comprobación se ha incorporado porque no todos los servidores de hosting admiten la conversión de JPEG a formato WebP. Si hay un error, Salud del Sitio lo reportará.

Cache de objetos:

Agrega una comprobación de caché de objetos persistente a Herramientas → Salud del Sitio.

Una caché de objetos persistente es similar a una base de datos, pero resulta más rápida. Ayuda a WordPress a almacenar y acceder de manera eficiente a los datos más utilizados en la carga de tu sitio. Soluciones populares son Memcached y Redis.

Conclusiones

El complemento Performance Lab nos permite probar y diagnosticar varios módulos de rendimiento que, si bien por ahora están “de paso” en dicho plugin, su destino final es conformar el núcleo de WordPress.

Ésto es, esencialmente, una colección de “complementos de características”, diferente de otros complementos de rendimiento que ofrecen características de rendimiento no dirigidas al núcleo de WordPress.

En próximas versiones de este plugin, la lista de módulos disponibles irá cambiando para abrazar nuevos módulos y descartar otros (siempre y cuando ingresen formalmente al núcleo de WordPress).

En suma, WordPress nos está dejando formar parte de la “prueba de ingredientes” que eventualmente conformarán el plato principal (léase core de WordPress). Gracias a este avant-premiere de nuevas funcionalidades, los desarrolladores de WP se sirven de nuestro feedback y ecosistemas propios, mientras que nosotros vamos probando y aprovechando estas posibilidades sin tener que esperar a que el “plato esté listo”.

The Performance Lab, al igual que WordPress, es un software open-source. Todos podemos contribuir al mismo desde aquí.

Como siempre, los animamos a escribir sus comentarios mientras que les deseamos éxitos en sus emprendimientos. Gracias por leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.